miércoles, 11 de julio de 2012

La deserción escolar en el nivel superior



Durante las últimas décadas, la universidad pública argentina ha experimentado un incremento en la cantidad de alumnos inscriptos, no así en el número de graduados. Incluso, del reducido grupo que completa sus estudios universitarios, la mayoría extiende su permanencia en la Universidad un tiempo mayor al teóricamente establecido. Tanto la deserción como la demora en la graduación en las universidades públicas son fenómenos claros y socialmente conocidos.
Este trabajo analiza estas cuestiones e investiga cuales son los factores que se relacionan con la probabilidad de desertar o graduarse que tiene un estudiante, facultad, enfocando de esta manera el proceso de finalización de los estudios desde una perspectiva dinámica.
Se utiliza un modelo de riesgo proporcional discreto propuesto por Prentice y Gloeckler (1976). Sin especificar ninguna forma funcional a priori de la función de riesgo base, se estima también el modelo propuesto por Meyer (1990). Este modelo, además de la incorporación de las variables explicativas observables, permite introducir heterogeneidad “no observable” entre individuos.
La aplicación empírica se realiza para la cohorte de estudiantes que ingresaron a la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional de Rosario en 1991. Una vez creada la base de datos, se efectúa el seguimiento año a año de esta cohorte hasta mayo de 2001. Al finalizar la recolección de datos existen alumnos de este grupo que aun continúan sus estudios universitarios y a los que no se les observa el evento de interés (deserción-graduación); solo se sabe que “estudiaron hasta ese momento”.
Este problema de censura en los datos es tratado por la metodología aplicada en este trabajo. Los resultados obtenidos sugieren que el factor relacionado con la educación de los padres y el tipo de colegio secundario al que asistió el alumno son importantes en la explicación de las diferencias de riesgo de deserción y probabilidades condicionales de graduación. Independientemente de las demás características, un estudiante cuyo padre cuenta con primario incompleto (o sin instrucción) tiene un 70% menos posibilidades de graduarse que aquel estudiante con padre profesional. Controlando por heterogeneidad no observable, el riesgo de desertar es 2.86 veces mayor para el alumno cuya madre cuenta con primaria incompleta con respecto a un estudiante con madre con estudios superiores completos. También se comprobó que el riesgo de deserción es significativamente menor (26.7% menor) para alumnos cuyos padres son jefes, directores o altos jefes en comparación con estudiantes de padres obreros o empleados. A su vez, dado lo demás igual, iniciar la carrera y estar trabajando hace que el estudiante tenga 3.4 veces más riesgos de abandonar. El genero también juega un papel significativo. Se estima que el riesgo de abandono para el varón es 1.36 veces mayor que el de una mujer. Las demás características demográficas y personales (residir en Rosario, vivir con la familia, ser soltero y tener más edad al iniciar la carrera) resultaron también significativas afectando positivamente la probabilidad condicional de abandonar. Egresar del secundario e iniciar seguidamente la universidad resulto ser un factor relevante para el caso de deserción, pero no ha sido un factor que incremente significativamente la probabilidad de graduarse que tiene un estudiante. Por último, el estudiante que ya abandono otra carrera en comparación con aquel que inicia por primera vez la facultad tienen menos chances de graduarse. Controlando por las demás variables, el alumno que se encontraba trabajando la ultima vez que se reinscribió a la universidad tiene menos probabilidad de finalizar exitosamente la carrera que quien no trabajaba en ese momento.
Si bien conclusiones obtenidas en este trabajo presentan sólo una primera aproximación a los fenómenos de deserción y graduación y los factores influyentes, son útiles tanto a nivel facultad – para implementar estrategias de ingreso y seguimiento de los estudiantes, y para las regulaciones de la condición de alumno regular -, como también a nivel de diseño de políticas educativas que permitan mejorar el sistema educativo universitarios - por ej. las vinculadas con el financiamiento de las universidades y de los estudiantes . Los factores que cumplen un rol importante en incrementar las probabilidades condicionales de graduación y en disminuir el riesgo de deserción están íntimamente relacionadas con el entorno familiar y deben ser un tema de preocupación para la política social y su relación con la política universitaria propiamente dicha.
Existen varias cuestiones a considerar en futuros trabajos. Si se almacenara la información sobre los cambios de la situación socioeconómica de los alumnos, sería interesante incluir el efecto de estas variables explicativas “cambiantes” en el tiempo. Adecuar el sistema informático para no perder esta información es una tarea pendiente. También podría introducirse al modelo alguna medida de rendimiento de modo de investigar, por ejemplo Por qué dos alumnos con igual rendimiento toman decisiones diferentes de finalización de sus estudios. De contar con los datos para toda la universidad habría posibilidades de captar también diferencias por carreras.
Lo concreto es que de cada 100 alumnos que ingresan a carreras de nivel Superior (Terciario-Universitario) solo 15 terminan de cursar, y de estos solo tres son hijos de trabajadores.

Lo mas leido

Recientes